jueves, 16 de junio de 2016

Gure Matraka Dago



Nunca me ha convencido del todo la idea, tan bíblica, de que los países y sus fronteras son de derecho divino. Una idea que, en cambio, es dogma y razón de ser para los nacionalistas, según el ‘Cántico de Moisés’ (Deuteronomio, 32: 8):
Cuando el Altísimo repartió las naciones,
cuando clasificó a los hijos de Adán,
fijó las fronteras de los pueblos,
según el número de los hijos de Dios.
Dios era el padre de la gran familia divina, como Adán lo fue de la humana. Según eso, tantos ángeles o seres divinos, tantos pueblos o naciones con su territorio propio. Ni más, ni menos. Sólo hubo una excepción en el reparto: el ‘Pueblo Elegido’, Israel/Jocob, no le tocó a ningún ángel, pues Dios mismo se lo quedó:
Mas la porción de Yahweh fue su pueblo;
Jacob, su parte de heredad.

No sabré decir si esto último fue del agrado de Sabino Arana. Lo que no ofrece duda es el carácter religioso providencialista de su Euzkadi: ente primigenio, inmune a los avatares de las fronteras históricas. Sabino –lo más probable para mí– no se paró a pensar en los derechos de un pueblo judío sin estado, sencillamente porque los judíos no estaban de moda en su sociedad, y llevaban a cuestas el estigma de ‘Pueblo Deicida’, los que mataron a Dios, como puntualmente se recordaba cada año en la liturgia de Viernes Santo: oremus et pro perfidis Judaeis.

Juramento de ratificación del Tratado de Münster, 1648 (Gerard ter Borch,  Múnic) 
Aquel viejo reparto bíblico tuvo su versión seglar moderna en La Paz de Westfalia con sus tratados (1648). Dicha paz no acabó con las guerras, pero sentó los principios para un mapa de Europa más tranquilo, por el momento. Westfalia inspiró planteamientos nuevos en las relaciones internacionales y, frente a la idea feudal de herencias dinásticas, relaciones de vasallaje y derecho de conquista con la bendición de la Iglesia,  abrió paso a la idea de estado nacional moderno, independiente e inmune a la absorción por otro estado. Y aunque allí se trabajó casi exclusivamente sobre estados de soberanía hereditaria, el sistema medieval que vertebraba el Sacro Imperio quedó herido de muerte.

Wikipedia: cuidado con los intrusos
Una curiosidad de los Tratados de Westfalia, insospechada para sus redactores y firmantes, es que algunos verán allí la semilla del derecho de autodeterminación de los pueblos, y más concretamente del pueblo vasco. Abramos la Wikipedia en inglés, Peace of Westphalia (a día de hoy), y leemos:
«The treaties did not restore peace throughout Europe, but they did create a basis for national self-determination(Los tratados no restauraron la paz por Europa, pero crearon una base para la autodeterminación nacional.)  
Y aquí me permito una digresión, sobre una morcilla –en este caso, un ‘pintxo de txistorra’ más bien– que se ha colado en el artículo, por lo demás objetivo. ¡Qué raro! Y sobre todo, qué anacrónico: los diplomáticos de Westfalia en el siglo XVII, cuando el concepto de soberanía popular ni siquiera se planteaba, ellos ya dando ideas para… ¿adivinan para qué? Pues para el ‘konflicto’ vasco y para su solución, mediante la independencia de Euscalerría. Sí, digo bien, Euscalerría. Porque ‘picamos’ enlace en self-determination, y velay la foto, que no tiene desperdicio: 
Mural en Belfast, Irlanda del Norte,
reivindicando la libertad de Vasconia 

ASKATASUNA: No España / No Francia.
Autodeterminación para el País Vasco.
700 presos políticos
Partidos políticos prohibidos
Incidentes de tortura
Derechos civiles.

La falacia de siempre. Ceder el nacionalismo vasco a ETA y su brazo político. Identificar a determinadas comunidades con su fracción nacionalista. Dar como unidad política real lo que sólo es un imaginario político llamado Euscalerría. Impropiamente llamado así, País Vasco o de los Vascos, tal como concibe ese nacionalismo la identidad vasca.
Según eso, ¿es absurdo relacionar Westfalia con autodeterminación? No he dicho tal cosa, y a la Wiki me remito. Sólo critico los métodos, entre sutiles y burdos, de nuestros nacionalistas periféricos, para confundir información y propaganda, ciscando de paso una gran enciclopedia de todos, la mayor que vieron los siglos.
Enseñanzas de un Atlas de Historia Mundial
Pero a lo que iba. Si no tengo fe en el origen divino de la geopolítica, tampoco creo en la fijeza de las fronteras reconocidas, que esa sí tiene raíces en Westfalia. 
Recuerdo cuando en el colegio estrenamos un Atlas of World History, una colección de mapas murales sobre un caballete, abatibles como las hojas de un calendario gigante. Estaba en inglés, y leyendo allí ‘Mediterranean Sea’, sin dificultad deduje que sea era ‘mar’, y que en inglés el adjetivo va por delante. Fueron mis dos primeras nociones de la lengua inglesa. Y ya en plan de filólogo comparativo, también me pregunté por qué los ingleses prefieren ‘mediterraneano’ a ‘mediterráneo’, dos formas de decir lo mismo.
En fin, fuera de esas minucias, lo que entraba por los ojos volviendo aquellos mapas adelante y atrás era la mutabilidad de estados y límites. Esto era de lo que más se ocupaba la Historia, tal como nos la enseñaban entonces: guerras, agresiones, conquistas, tratados desiguales… Un teatro nada edificante, aunque perfectamente natural, tras haber traducido textos bélicos de Tito Livio, César, Salustio, más la Historia Sagrada aprendida en la Catequesis.
Entre la narrativa histórica sacro-profana y las fotos fijas del Atlas, la impresión era que las naciones y los pueblos nacen, se agitan, se pelean y mueren. Muchos, sin alcanzar el uso de razón. Y todos, o casi todos, entre dolor y violencia. Era lo recién vivido en nuestra Guerra Civil, y lo que estábamos viviendo con la II Guerra Mundial.
Jugando a los referéndums
Este mes hemos tenido ocasión de meditar sobre la enésima forma de agitación política que ha estrenado la Izquierda Abertzale, en su avatar de ‘plataforma ciudadana’  Gure Esku Dago (GED). El pasado día 5, domingo, en varios municipios vascos montaron un simulacro de consulta o referéndum sobre un eventual ‘estado vasco’ soberano o independiente. Cataluña dio la pauta, pero aquí se ha optado por dejar la iniciativa a GED, sin meter a los alcaldes y ediles en líos, más de lo justo y necesario.
El evento ha tenido la cobertura mediática de la RT vasca que cabía esperar, y otro tanto más. Nos explicaron  que se trata de una consulta ‘no vinculante’. ¡Eso faltaba! Lo que no aclararon es si tal experimento es legal. Para la alta magistrada de la Justicia Vasca, Garbiñe Biurrun –de afición sus pantallas, contertulia de plantilla en el programa de Klaudio Landa, SIML– debe de serlo, cuando lo calificó de civismo ejemplar, pues por lo visto se pone en ejercicio un derecho innato del ser humano. 
Dicho así, por toda una Presidenta de Sala del Tribunal Supremo de Justicia del País Vasco, sorprendería a quien desconozca la idiosincrasia de esta mujer y su querencia a meterse en compromisos incompatibles con la imparcialidad propia de su cargo, a juicio del Consejo General del Poder Judicial que se los veda. Uno de ellos, formar parte del Consejo de Dirección de GED, prohibición que la magistrada acató a regañadientes (diciembre 2015). Últimamente Dª Garbiñe ha estado en candelero mediático durante un mes que se tomó deshojando la margarita de presentar su candidatura a Lendacarina por el partido antisistema Podemos. Al cabo desistió, en atención a su carrera profesional, aunque también sin duda por la oposición frontal al PNV, al que tanto debe, y que la dejaría marcada.
La parodia de GED ha sido un primer tanteo, aprovechando el ínterin gubernativo, aunque por el resultado se ve que no ha caído en buen momento. La selección de municipios cobaya no ha sido al azar, sino sobre seguro: 32 de Guipúcoa, más uno de Vizcaya y otro de Álava. De los municipios guipuzcoanos, 23 eran del Goyerri y 8 del Alto Deva, más la villa de Azpeitia. Predio todo de Bildu y afines. Aun así, de un total de más de 125.000 personas «llamadas a las urnas» (sic), la respuesta no ha llegado al 30 %. La gente está a otra bola.
La pregunta no ha sido sobre el famoso ‘derecho a decidir’, sino sobre algo más concreto: la soberanía o independencia. El enunciado, sin embargo, era un tanto retorcido; y para mayor sutileza, o por alguna otra razón, tuvo dos formas. En el Goyerri y en el municipio vizcaíno de Ispáster se preguntaba: ¿Desea usted ser ciudadano/na de un estado vasco soberano? En la comarca del Alto Deva, así como en Azpeitia y en el valle alavés de Aramayona, la misma pregunta se refería a ‘un estado vasco independiente, más explícito y más ajustado a la letra del referéndum modelo escocés de Septiembre 2014. En sustancia daba lo mismo, y así se computó el resultado global: 95,3 % a favor, 3,76 % en contra, y 0,94 % blancos o nulos.
La jornada ha sido un éxito, para el portavoz de GED, que encarecía el rigor de la consulta, celebrada con todas las formalidades y garantías -con observadores extranjeros y todo–, sin incidente alguno, en ese ambiente pacífico y festivo tan típico de este país tan festivo y pacífico de toda la vida, donde no faltó la mítica chalaparta o matraca, tan de aquí de siempre como la Cencerrada, el Olentzero y el eusquera batúa.
Terminaba el de GED su intervención anunciando más y más consultas por toda Euscalerría. ¿Hasta cuándo? ¡Qué pregunta! Hasta que salga lo que tiene que salir. Ni una más.
Sin entrar en el juego de analizar los resultados, optimista se me antoja este portavoz, Anjel Oiarbide, dado que la muestra no ha sido nada aleatoria. Con esta premisa, una respuesta inferior a ⅓ de la muestra total no es como para descorchar sidra de marca. Y que el independentismo venga representado por la casi totalidad de los que votaron significa que no llegan al 30 por ciento de esa muestra tan sesgada. Resignémonos: a este paso, muchas consultas de GED nos aguardan.
Consulta GED (El Correo)
No por previsible es de pasar por alto un detalle: la docilidad a la llamada ha sido inversa al tamaño de cada población. El récord lo lleva Cerain, 210 llamados, con un 72,9 % de respuesta, seguida de cerca por Gainza, 106 llamados y 72,6 %, y Mutiloa, 200 y 71,5 %. Todos los lugares que han respondido en más del 50 % son pequeños o muy pequeños, casi aldeas. Sólo cuatro superan el millar de convocados, y sólo uno, Ataun, los 1300.
Por el otro extremo, las localidades más grandes, las más tibias. Así Mondragón, con algo más de 19.000 votantes censados, responde en menos del 25 %. De estas villas mayores de 10.000 votantes, sólo Azpeitia se luce con un casi 40 %. Le sigue Vergara con casi el 30 %, pero Beasain se conforma con un 21 %. El farolillo rojo de toda esta parodia lo lleva Zumárraga, villa de casi 8.500 votantes, con una participación que no alcanza el 13,5 %.
La consecuencia inmediata sería que esta operación ha tenido algo de acoso coactivo, allí donde todos se conocen, en unas comarcas donde durante muchos años todo el mundo ha vivido con la barba al hombro, a cuenta de la patria. Cosa de tener en cuenta, a la hora de autorizar este tipo de iniciativas, si es que son legales, o de perseguirlas si no lo son. Porque lo que ha hecho GED y piensa seguir haciéndolo, es en definitiva entrometerse donde no deben los particulares, con el efecto de dividir a la población, aunque no fuera ese su propósito.
Y no sería esa la única razón para exigir que GED deje de dar la matraca con su agitación política. Hace un par de años por la misma fecha (8 de junio 2014), también remedando el independentismo catalán, GED  montó una cadena humana en los 120 km entre Durango y Pamplona. De ese modo malgastaba dinero público, por importe de 100.000 €, transferido a su cuenta de forma turbia por la Diputación de Guipúzcoa gobernada entonces por Bildu, con apoyo del PNV, «dentro de un supuesto paquete de medidas anticrisis» (¡!). En enero de este año, repuesto Markel Olano (PNV) como Diputado General,  un tribunal de justicia anulaba la operación. A Olano le faltó tiempo para cantar recurso. Y aunque no parece probable que prospere, menos aún lo es que se devuelva el dinero, como manda la sentencia, pues si algo sobró de aquella cadena, se lo habrán comido estas urnas.
O sea, también aquí las instituciones se implican en una quimera que no tiene cabida en la Constitución Española, ni tampoco en las disposiciones de la Unión Europea o de las Naciones Unidas.
Cada cual es muy dueño de desear ser ciudadano español o no serlo; o serlo de un estado vasco, o de la república de Magonia, o de los cuernos de la Luna. Eso no debe importarle a nadie para hurgar en el censo electoral y zascandilear por los buzones, con vistas a montar una consulta que ni siquiera el Gobierno se puede permitir, mientras no se cambie la Carta Magna. La cual, además, atribuye a las Fuerzas Armadas la misión de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional (art. 8.1); Fuerzas cuyo mando supremo corresponde el Rey (art. 62, h). Es verdad que los actos del Rey han de ser refrendados por el Presidente del Gobierno y, en su caso, por los ministros competentes (art. 64.1), siendo éstas personas refrendatarias las responsables de los actos del monarca (art. 64.2). Ahora bien, dado caso de que el Gobierno se inhibiese manifiestamente ante una intentona separatista, o peor aún, colaborase con ella, algún mecanismo habrá para que tal misión de las Fuerzas Armadas se cumpla, sin que nadie pueda hablar de golpismo, todo lo contrario.
Autodeterminarse: ¿quién y para qué?
El nacionalismo vasco, en su apetito victimista insaciable, apela a los «derechos históricos de los territorios forales», que la Constitución «ampara y respeta» (Disposición Adicional Primera, 1). Digo, el nacionalismo ‘moderado’, pues al otro le tiene sin cuidado lo que venga de ‘Madrid’. Este texto, como bien indica su posición en la Carta, es un añadido improvisado, inconcreto y no bien redactado cuando habla de ‘derechos de territorios’, donde habría estado mejor, ‘derechos en territorios’. El territorio no tiene derechos, no es sujeto de derechos, aunque puede ser ámbito de ejercicio de los mismos. No es ninguna sutileza, porque los nacionalistas, en efecto, creen en los derechos del solar patrio y del caserío, como hablan también de los derechos del vascuence. Razón de más para escribir claro y sin figuras retóricas. Ahora bien, tales ‘derechos históricos’ (cualesquiera que sean), en ningún caso puede incluir el derecho de autodeterminación, pues a renglón seguido, cualquier reajuste del régimen foral viene limitado por el marco de la Constitución.
Una pretensión muy repetida –últimamente también por el lendacari Urkullu– se basa en este reconocimiento constitucional de los Derechos Históricos para ponerlos al margen de la propia Constitución, o lo que es igual, por encima de ella y antes que ella. Para eso se apela al Estatuto de Autonomía del País Vasco (‘Estatuto de Guernica’, 1979), que también tiene su Disposición Adicional sobre los Derechos Históricos, bien curiosa:
«La aceptación del régimen de autonomía que se establece en el presente Estatuto no implica renuncia del Pueblo Vasco a los derechos que como tal le hubieran podido corresponder en virtud de su historia, que podrán ser actualizados de acuerdo con lo que establezca el ordenamiento jurídico
De nuevo, la redacción al servicio del equívoco. Si los redactores de la Constitución se abstuvieron de precisar cuáles son los derechos históricos, los redactores del Estatuto vasco lo ponen más difícil todavía, con ese modo potencial que aumenta la imprecisión hasta hacer inútil el texto.
«Los derechos que como tal (Pueblo Vasco) le hubieran podido corresponder, en virtud de su historia».  ¿Hase visto una reserva y cautela más pintoresca? A los nacionalistas negociadores del Estatuto que lograron hacerla pasar –uno de ellos gran amigo mío desde muchos años– debió de parecerles el colmo de la maestría en redactar ‘letra pequeña’. Y menos mal que también la otra parte contratante anduvo lista en meter la suya: «de acuerdo con lo que establezca el ordenamiento jurídico».  Otra que tal. ¿Tú conjugas en modo potencial? Pues yo, en subjuntivo. ¡Dichoso consenso! Así no es como se escriben los buenos textos legales, borrando con el codo lo escrito con la mano, en una ceremonia de confusión:
1.  Impreciso el sujeto de los derechos: el ‘pueblo vasco’. Para el Estatuto de Guernica no hay más ‘pueblo vasco’ que la población actual de las tres provincias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, ni más derechos históricos que los de las mismas. Una trinidad de Provincias que históricamente no han funcionado como pueblo único, sino cada una por sí con sus foralidades respectivas, y por eso se llaman ‘territorios históricos’.
2. Indeterminados los derechos a los que no se renuncia. ¿Derechos todavía por descubrir en los archivos forales, tal vez? ¿Algún indicio de ellos, por lo menos? ¿Y quién decide cuáles podrían corresponder a quién?  En fin, ¿cómo se puede actualizar lo desconocido?
Textos así no sirven para nada en Derecho, aunque pueden servir para desestabilizar la política. Y menos mal que la hipotética actualización de potenciales derechos se haría siempre «de acuerdo con lo que establezca el ordenamiento jurídico», que eso allá en su día se verá. Entre tanto, lo ya establecido en la Constitución no puede ser más claro: ella es el marco supremo, donde no tiene sitio la autodeterminación o la independencia.
¿Con que no? Pues veamos cómo lo vuelve del revés el nacionalismo ‘moderado’:
«Si no hubiéramos conseguido las cláusulas de reserva de nuestros derechos originarios, la demanda del derecho a decidir únicamente podría sustentarse en un principio democrático generalista. El reconocimiento de los derechos históricos en la disposición adicional del Estatuto es por ello la afirmación de una realidad política que es ajena y desborda a la constitución española, con un titular colectivo de derechos históricos (el Pueblo Vasco) con capacidad de autodeterminarse o decidir su futuro en base a nuestra personalidad histórica. Y que puede llevar a un futuro de independencia nacional, al que se habría de llegar a través de un proceso de desarrollo y actualización de las libertades históricas.» (Joxan Rekondo, ‘Socializar el derecho a decidir’)
No es cosa de refutar semejante falacia –empeño por otra parte inútil–, pues si la actualización del régimen foral (que se funda en esos derechos) sólo se admite en términos constitucionales, eso significa que  los Derechos Históricos sólo se respetan y amparan en la medida en que caben en la Constitución. Lo contrario sería abrir la puerta al posible y nada deseable retorno de los ‘Parientes Mayores’, por poner un ejemplo histórico genuinamente vasco.
[Lo dicho no quita un ápice a mi aprecio por la labor de mi admirada amiga Itziar Monasterio y su equipo investigador, en su recuperación documentaria del derecho civil foral, de que hablé en alguna ocasión; véase, ‘Peluquería Francesa’. Hoy el Parlamento Vasco trabaja en restaurar ciertos aspectos de la peculiaridad foral, con base en esos estudios y otros similares. Esta empresa podrá despertar entusiasmo, simple adhesión, frialdad o rechazo –empezando por la intención identitaria–; pero los juristas y demás técnicos asesores y redactores de proyectos se atendrán, es de esperar, a criterios modernos y constitucionales.]
El nacionalista vasco puede clamar cuanto guste por sus derechos históricos, pero no debería olvidar que su ideología no partió de esos derechos contemplados desde la racionalidad.  El nacionalismo sabiniano tuvo origen en la ocurrencia o ‘revelación’  de los hermanos Arana Goiri (1882), según la cual «los vascos no somos españoles», y por tanto tenemos derecho a «nuestra independencia de origen que tuvimos». De aquel mito nacería mucho después (1932) la celebración del Aberri Eguna, el día de la patria vasca. Y el mismo mito produce ahora el engendro de las consultas populares, que lanza la plataforma ciudadana Gure Esku Dago, con sus simulacros de referéndum de autodeterminación nacional.
Con todo, conociendo a mis paisanos, les haría injuria quien no les creyera tenaces hasta conseguir lo que se propongan, con o sin la venia del Derecho internacional, que tampoco ampara el secesionismo, ni siquiera el vasco, otro día lo vemos. Por eso no veo imposible del todo que el viejo Atlas de mi colegio, tarde o temprano, tenga un nuevo mapa que, como gusta decir por aquí, «ponga a Euskadi en Europa» , o «a Euscalerría en el Mapamundi». Podría suceder, sobre todo, si los gobiernos de España no se toman a sí mismo en serio. Y no me llevaré un berrinche por eso, que conste, aunque sí lo sentiría, como ya se siente aquí mismo, o en Cataluña, en Israel y en cualquier país o estado donde lo identitario marca y divide a la ciudadanía, en detrimento de la igualdad y de esa libertad de la que tanto presumen.


57 comentarios:

  1. En el caso de que le interese encontrar el origen de la "morcilla", aquí le dejo el enlace:

    https://en.wikipedia.org/w/index.php?title=Peace_of_Westphalia&diff=prev&oldid=499253695

    Parece ser que el único dato que se dispone del morcillero en cuestión es su IP:

    http://geoiplookup.net/ip/82.44.14.186

    ResponderEliminar
  2. Gracias, no merece la pena. La autoría material de la supuesto ‘morcilla’ no tiene mayor importancia. El quid está en que un artículo de enciclopedia sobre Autodeterminación, en inglés, encabece su ilustración gráfica general con impactante mural de marchamo ETA-Batasuna, cuando el mismo artículo incluye apartado sobre el caso vasco (donde se describe a ETA como «grupo separatista y terrorista»).

    ResponderEliminar
  3. ¡ Buaaaaaa !
    Querido Profesor Belosticalle.
    He leído este hilo suyo, y me ha dejado hecha polvo, por la perspectiva que nos presenta.
    Que si los españoles no reaccionamos, ( y si tampoco reaccionan los ingleses, ni los de Bruselas ), me veo desposeída de lo que tanto he trabajado y me he sacrificado para poder transmitir a mis hijos y a mis nietos, y encima, tratada como extranjera indeseable en San Sebastián, el lugar que me vio nacer.

    Me parece que de aquí al 27, me voy a dedicar a leer ficción escapista, para estar tranquila, y poder reaccionar como fuera necesario, una vez conocidos los resultados. Y por si acaso, mantengo los dedos cruzados.
    ¡ Que los dioses repartan sensatez, y suerte a los sensatos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viejecita, antes me cortaba yo una de las dos manos (¿o son cuatro?), que teclear una sola frase que pueda irritar sus carúnculas.
      Tampoco hagamos mucho caso del ruido (las nueces, mejor ni mentar). Estamos en campaña, explosión de polen, marea roja.

      Usted es joven, sobre todo de espíritu, y tal vez por eso ciertas cosas le alegran o le lastiman con más vehemencia. Por favor, consérvese así, como decían de San Juan Evangelista, que para unas pocas arrugas que tuvo, se las quitó Domiciano con un baño de aceite hirviendo.

      Con usted digo: suerte a los sensatos, sensatísima amiga mía.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Querido Profesor
      Y que los dioses nos sonrían.

      Eliminar
  4. Belosticalle el nacionalista español bueno hablando de nacionalismos periféricos malos...., rancio como lo amarillo del jamón..., pálpese a ver si está sudando en exceso...., que todo puede ser fruto de una mala digestión.... o de su contaminada imaginación. Es una reclamación histórica sana como una pera (¿carta magna? ¿hecha por esñoles y al gusto de los españoles? un poco de seriedad....), la historia tiene casos sonados y exitosos, ahí está Estados Unidos (nadie les afea lo que hicieron, y ellos lo ven con orgullo, para Belosticalle debe ser traumático este pedazo de historia, ncionalismo malo ganando al bueno....) con sus colonos ingleses independizándose de más ingleses...., en el caso vasco ni eso, aquí recibimos y aceptamos a gente de todo el planeta, pero el vasco no es español...., ohhhh.

    http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/los-vascos-muestran-patrones-geneticos-unicos-en-7000-anos

    no sería que una parte de españoles dejarían de ser españoles (a excepción de la ingente cantidad de inmigrantes españoles que vinieron a que les dignificasemos su vida, ya que fueron expulsados de su tierra negándoles cualquier oportunidad de progreso, cosa que Euskadi si que les brindó, su caso sería particular....), sino que los vascos con su pedacito de tierra (raya arriba raya abajo) recuperarían su identidad original.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que siempre me sorprende de los egocentristas nacionalistas vascos es que creen que las provincias forales eran el paraíso. Los vascos eran unos muertosde hambre que emigrabnan a cualquier tierra del reino de Castilla por un mendrugo. Los apellidos de origen vasco están por toda España, mezcados y transformados, y también esa sangre tan inmaculada. Retrotraer la situación económica de estos últimos 150 años hasta la manzana de Adán no es una buena idea.

      Euskadi no brindó nada. A lo sumo las empresas del acero y la baja densidad de población fruto de una expulsión de vascos por su familia negándoles cualquier oportunidad de progreso, cosa que Castilla sí que les brindó (su caso sería particular... primogénito de primogénito de...)

      Sobre las identidades "originales" ¿cómo se determinan?

      Eliminar
    2. Que los vascos hemos emigrado no es ninguna novedad (está hablando también de siglos pasados con sus reyes desmochados, que todo kiski de aquí y de allá tiraba para donde podía..., de la época guerra civil que también se fueron muchos nada oiga....),pero con orgullo, allí donde hemos ido hemos sido respetados y apreciados (algo tiene el agua cuando la bendicen), y hemos dejado nuestra impronta para bien en todos los rincones que hemos pisado. También se puede ver como muchos que hicieron las Américas o algunos de sus descendientes hablan con devoción de la que fue su tierra....En cuanto a los españoles...., no salen muy bien parados de sus incursiones y de sus abordajes piratas por "tierras bárbaras"(sus descendientes hoy día no lleva parche ni loro....se hacen pasar por demócratas y están aforados hasta las cejas)...., prefieren correr un tupido velo a su negra historia y obviar ese estigma. Nuestra sangre no es mejor ni peor, diferente sí, como la de los chinos o árabes, ni mejor ni peor, otra pieza del puzzle genético, sin más. Denoto cierto complejo personal en su comentario referente a la sangre, no se lo tendré en cuenta.

      ¿Cómo se determinan las identidades originales?, dígamelo ud, ¿se considera ud español o de Al Ándalus?, ¿aún no lo tiene claro?, ¿el español no tiene ningún rasgo que le identifique como tal? Algún fundamento deben tener para identificarse como españoles.... Por lo que a mí respecta, la identidad original nos la darán nuestras señas de identidad como el idioma, costumbres, historia, o lugar en el que se establecieron los 1ros vascos. Tenemos la "pega" que somos un pueblo pequeño y que fuimos a caer al lado de unos vecinos problemáticos...., no hay discusión si se puede o no hacer un referéndum, sino cuando se hará.

      A todo esto, el PP no salió con ninguna Jaimitada que toda Europa debería votar acerca del referéndum británico sobre el brexit tal y como pide para su españa....y sus hooligans ni mú, nada.... La constitución, ese parapeto que debía estar al servicio del ciudadano sirviendo como tapón....MUY DEMOCRÁTICO.

      Eliminar
  5. Es regla elemental en la blogosfera evitar el anonimato en los comentarios, máxime si son cruzados. También es norma, en blogs pequeñitos como éste, ceñirse en lo posible al tema si se trata de aclarar ideas.

    Anteayer me vi obligado a retirar no un comentario, sino una descalificación soez escatológica. ¿Y qué ocurre? Pues que al día siguiente reaparece Anónimo poniéndote a parir, y piensas en las moscas, que tienen fama de volver con avidez a la mierda. Luego recapacitas, que a lo mejor no es el mismo Anónimo… Pues eso.

    Agradezco todo comentario formal, aunque vaya contra mis opiniones, sentimientos y preferencias, si se expresa con decoro, y por supuesto, si no me hace decir lo que no digo. Por ejemplo, no niego en absoluto la identidad del vasco, como tampoco del aragonés, del andaluz, del extremeño etc. Cada cual que se ponga la que le plazca: folclórico-costumbrista, histórica, foral, lingüística, étnica y hasta genética de 7.000 años, con base en ‘The Basque Paradigm’ (AJHG, 2012).

    A propósito de este artículo científico, el Anónimo que esta mañana lo recomendaba (remitiendo a una nota de revista digital) no se hace idea cuánto ilustra esa cita suya. Ilustra, no sobre una singularidad o anomalía vasca que nadie niega, sino sobre la base racista de su nacionalismo. Porque racismo es fundar en la raza mal entendida, y en una peor entendida genética, las categorías y libertades de una sociedad moderna. Como si todo el edificio y casa común de nuestra convivencia o sinvivencia dependiese para nada del ‘hallazgo’, hace unos pocos años, de una ‘madre fundadora’ o ‘Eva vasca’ pre-neolítica, que pudo vivir hace 70 siglos.

    La prensa divulgativa de ciencia debería tener más cuidado con ciertos temas. Y lo mismo los políticos, como Xabier Arzalluz cuando esgrimía el Rh ‘vasco’. A más de un vasco he tenido que quitarle el disgusto por ser Rh+ –poco menos que un estigma social–, explicándole que se trata de frecuencias o proporciones relativas, no de caracteres definitivos de vasquismo. Con la ‘Eva vasca’ ocurre lo mismo… Bueno, a menos que venga otro Sabino, ahora ya en plan científico, a imponer aquí un sistema de castas.

    Una vez más, a los que deseen contribuir aquí con sus comentarios, les ruego se individualicen de algún modo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oído cocina...., el del comentario escatológico no tiene nada que ver con mis dos comentarios de hoy publicados con el pastoso Anónimo (que serían 1ro y último. Al que le hago el sandwich será otro que también da cera...), ahora ya me pongo un apodo.
      Lo de Arzalluz ya lo recuerdo..., pero añadía también como referencia la parte posterior del craneo que sería algo puntiagudo...., en fin, muy de Arzalluz.
      Cierto que ud reconoce la identidad vasca, simplemente remarco (también a través del artículo del Muy intesante que dejo), que no es por ser más o menos nacionalistas o vasquistas ni por ser unos rara avis e ir de especiales por esas diferencias genéticas...sino poque realmente somos un pueblo que ni es Francia ni es España ni china ni nada de nada del mapa actual...., trato de que se entienda el porque este pueblo quiere ser soberano, e insistimos e insistimos e insistiremos en referéndums y demás (¿en serio quiere sacar los tanques, la cabra y demás farándula? ¿Propone lo mismo para el Reino Unido y su Brexit? No me venga con que aquí la constitución y tal...., que no son las tablas de la ley, en Canadá hay referéndum, en Escocia, en Reino Unido ahora mismo...., el problema no es la constitución sino quienes evitan reformarla y progresar...-sus amigos de los tanques por ej y los demócratas a la suiza de toda la vida....-).Ud como tantos otros me temo tiene una idea equivocada del nacionalismo vasco, este acoge a todo ser humano que viva y aporte en Euskadi sea cual sea su origen, raza y condición (hace décadas que dejaron de mirarse el ombligo por fortuna), si en Euskadi los vascos de varias generaciones son los menos..., la "raza" hace tiempo que dejó de ser diferencial para el nacionalismo.

      https://www.vice.com/es/read/euskadi-independiente-y-flamenco-los-gitanos-nacionalistas-vascos-de-bilbao

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Eso está mejor, Sr. Patxenko. Y celebro que no sea suyo lo censurado.

      Sin embargo, tampoco está usted fino con lo de «los tanques, la cabra y demás farándula» ¿Se burla tal vez de mi cita de un par de artículos de la Constitución? Pues le aseguro que allí están. Y no los he escrito yo (aunque usted parece creerlo), como tampoco digo si me gustan, o que soy monárquico. Pero si el art. 8.1 está allí, esa es la ley para todos. Y mientras esté –como en las cosas de cirugía–, lo deseable es que no se necesite aplicarla, no que deje de aplicarse si llega el caso. Que no llegará, si la Justicia cumple, y pone en su sitio a los que le echan pulsos a la Ley. Porque, con todos sus defectos, España es un estado de derecho.

      ¿La Constitución es reformable? Pues claro. Pero si, según usted, hay «quienes evitan reformarla», no veo por qué tiene que referirse a ellos como «sus amigos de los tanques» etc. Comprenda que está usted ofendiendo gratuitamente, y eso no es elegante.

      Dice usted: «Lo de Arzalluz [el Rh] ya lo recuerdo…; en fin, muy de Arzalluz».
      Efectivamente, un racista de manual. Por cierto, suyo fue lo de los tanques y la cabra, si mal no recuerdo. Muy de Arzalluz también lo de ‘el árbol y las nueces’, tan celebrado. Presidente del PNV, en años de plomo. Para muchos, un tipo sin alma.

      Respecto al artículo de genética vasca, me deja usted perplejo. Creí que lo citaba como argumento para su tesis separatista, y por eso me preguntaba yo si lo habría usted leído, y si lo había entendido. Ahora dice usted que no da mayor importancia a esas diferencias genéticas. Que todo esta movida de los referéndums pro soberanía es «porque realmente somos un pueblo que ni es Francia ni es España ni China» etc.

      Vale. Pero hágase cargo, ustedes no viven solos aquí, estas tierras forman parte de España a todos los efectos internos (diputados a cortes vascos etc.) y externos (pasaporte, etc.). No somos colonia de otro estado, ni vivimos en territorio ocupado… Si así fuese, como ustedes dicen, este país ya sería independiente, a pesar de 'Madrid'.

      Usted me alababa ayer la independencia de los Estados Unidos, pero no dijo nada de que allí no se permite la secesión de los estados miembros de pleno derecho. Y tuvieron su guerra para ponerlo a prueba.
      No podemos ir caso por caso, pero ya que cita a Escocia, no viene a cuento, porque allí rige el estatuto o Acta de la Unión británica, que dice lo que dice y aquí la Constitución española, que dice otra cosa: una y otra reconocidas en el Derecho internacional.

      Pero no sé para qué le explico esto, si usted lo sabe perfectamente, y si tiene dudas hay personas calificadas a quien consultar. Además, tampoco creo que haya caído usted por aquí para aclararse en nada, lo siento.

      Eliminar
    3. Déjeme terminar quejándome de una falta de tacto suya, que me afecta porque toca a mi familia. Dice usted: «Como tantos otros, me temo que tiene una idea equivocada del nacionalismo vasco. Éste acoge a todo ser humano que viva y aporte en Euskadi, sea cual sea su origen, raza y condición». Y me lo demuestra con una noticia de gitanos nacionalistas vascos bien acogidos por lo visto.

      Suena perdonavidas eso de que «el nacionalismo vasco acoge» a cualquiera, «siempre que» ese cualquiera cumpla tal y cual condición, «aunque deje de cumplir» tal y tal otra. Pero, señor mío, ¿quién es el ‘nacionalismo’ para decidir a quién se acoge en este país, y bajo qué condiciones? ¡Toma! Pues por lo mismo que el nacionalismo es quien se arroga otorgar credenciales de vasquismo: es la única respuesta que se me ocurre.

      Cuando mis antepasados vinieron a esta tierra –todos ellos en posesión de un oficio cualificado, pero aunque hubiesen sido peones o chicas de servir daría igual–, el nacionalismo no les recibió en Euscadi, por la sencilla razón de que Euscadi y su nacionalismo no pintaban nada, o ni siquiera se habían inventado. Y hablo sólo de 3-4 generaciones antes de mí. Aquí vinieron, vivieron, se casaron, tuvieron hijos y murieron, en perfecta armonía con el paisaje y paisanaje. De mis abuelos sólo conocí a uno, y por lo que recuerdo, la idea que tenía de Sabino Arana era de un chisgarabís inquisidor de maquetos. ¿Acogedor? ¡Cómo iba ser acogedor de extraños, el que a su novia, doña Nicolasa Achicallende (que hace poco, casualidad, nos acaba de visitar), como condición para tomarla por esposa, le hizo el padrón de apellidos con la minuciosidad de un ganadero!

      En fin, ¿con que tengo «una idea equivocada del nacionalismo vasco»? No lo tome a presunción, Sr. Patxenko, compruébelo usted mismo hojeando ’El patriota insufrible’, aquí arriba a la derecha (es gratis). Un saludo.

      Eliminar
    4. Lo del artículo, así es, es un argumento para reclamar que esta tierra sea nación, pero también es obvio que en Euskadi hay mucha variedad de personas de diferentes origenes, aquí todo el mundo es bienvenido, es un hecho, no se puede obviar. Pero el tema es que aunque mañana se instalen 2 millones de chinos -por ej-... esta tierra seguiría siendo Euskadi o Euskal Herria, una Euskadi llena de chinos pero Euskadi...Aquí es donde los vascos nos instalamos y desarrollamos, y donde seguimos....y al que los cambios demográficos ha reconfigurado. Los genes no son más que un punto de partida, una base de nuestros origenes, como también son nuestras costumbres, idioma etc, pero que hemos de readaptar a nuestros tiempos.
      La costitución es reformable, no está guardada en una urna bajo siete llaves, es uno de los déficits democráticos de españa. Se mira pero no se toca....

      En cuanto a su 2do comentario son interpretaciones suyas, que no comparto, y el último tramo sucesos pasados personales imposibles de trasladar a los tiempos de hoy...¿Sabino Arana? El pp lo fundó un franquista, hoy son otra cosa...Seamos serios.

      Eliminar
  6. Muy bien, Patxenko. Ya era hora de poner un poco de cordura en este desquiciado blog donde se despacha lo más rancio del nacionalismo español. Acabo de leer, en diagonal, las entradas del tal Belosticalle y no sé, el pobre me ha parecido un acomplejado de cuidado. Por lo visto, en algún Batzoki alguna moza le dio calabazas y aún no se ha recuperado del susto. La culpa no fue su -la de Belosti, digo- falta de sex appeal, sino de Sabino Arana. ¡Anda ya, Belosti, menos chacinería y un poco de rigor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que ser amarrategi a pesar de jugar en campo contrario, el factor cancha siempre lo hemos tenido en contra los vascos, con el árbitro casero y comprado, y la afición local comportándose como hooligans, pero sudamos la camiseta como ninguno por nuestro pueblo, es un hecho, nunca nos rendimos por lo que es justo y democrático.
      Aquí se habla de tanques y nosotros hablamos de urnas..., hacen una pirueta moral obviando su fanatismo (nacionalismo español, el de marca blanca, el tolerado) atacando el de oficio, que viene a ser el nacionalismo periférico, como si consultas y reférendums fuese monopolio de los nacionalismos...No les interesa saber que estas acciones son por demanda popular, al cual no se le podría atribuir ninguna ideología por definición..., sino a una voluntad particular, el cual terminaría siendo un acto democrático por el deseo mayoritario de su ciudadanía...
      Para el nacionalismo español es más cómodo cerrarse en banda, mantener divida a la sociedad alegando la redacción de una constitución de hace casi 40 años ajena en tiempo a muchos ciudadanos, desactualizada en definitiva (Mariano y P. Sánchez la cambiaron en un fin de semana para priorizar sobre todas las cosas el pago de la deuda que sus amigos crearon, pero....para dignificar y darle aire a la democracia española y a su gente no procede..., deja bien claro el nivel democrático del país, y el de la masa crítica, agachando la cabeza sumisos ante esta cornada antidemocrática flagrante...)

      Reformas constitucionales en España:
      http://www.congreso.es/consti/constitucion/reforma/

      Con un par. O_O

      Eliminar
  7. «Nuestra sangre no es mejor ni peor».

    Claro. Es exactamente igual a todas las demás. Ese hacer hincapié en la "raza" ya es de por sí lo suficientemente elocuente, cuando hasta antropólogos como Juan Luis Arsuaga (Vasco, de Tolosa, por más señas) está harto de explicar que no hay más que una raza, la humana. Hubo dos, con los neandertales, pero se extiguieron.

    Y sí, los vascos-vascos, como café-café son la reostia. Me recuerdan siempre tales pronunciamientos a aquél epigrama de El Perich en su libro "Autopista": «La historia de España en España está llena de casos ilustres. En cambio, en Francia no».

    Entre los vascos ha habido de todo, como en todas partes.

    Por ejemplo, también lo que se narra aquí. Especialmente ilustrativo es este bonito párrafo, que muestra el comportamiento edificante de parte de ese "pueblo" tan alabado (he dicho "parte". Ni en mis peores pesadillas soñaría en hacer ninguna injusta metonimia, como tantos hacen con los españoles, Patxenko incluido):

    «Vuelta ciclista en Salvatierra. Tres guardias civiles la dirigen. En un Sincamil 200 llegan varios miembros de ETA; los disparan y se marchan. Pero uno de ellos sólo queda herido. Así que la gente del pueblo gritó: "¡Está vivo, está vivo!". "Se dieron la vuelta y lo remataron con 24 tiros", cuenta su viuda, Gema López».

    Ah, claro... Gema López. No Ibartzabargoitia o algo de raíces. Lopez. Y encima casada con un guardia civil. Lo que cuenta ha de ser mentira, porque semejante vileza no es propia de vascos. De los españoles se puede decir lo que sea (ya lo dijo Sabino, con gran tino), pero no de los vascos, esa raza que le dio para el pelo al enemigo en Roncesvalles.

    Hubo casos en que durante algunas manifestaciones de repulsa por alguno de los asesinatos de ETA se gritaba, voluntariosamente: «¡No son vascos. Son asesinos!». Ingenuidad perdonable, porque eran asesinos y vascos, pero nadie les juzgaba moralmente por lo segundo, sino por lo primero.

    Y que conste que creo (sin pruebas por ahora, pero lo creo) que Patxenko ni es partidario ni minusvalora a ETA. Nade se deduce en ese sentido de lo que lleva escrito. Pero debería tener en cuenta esa realidad, ciertamente vasca. Yo también tengo en cuenta otras realidades históricas españolas, descuide... pero no se las atribuyo a pulsiones de raza alguna, sino al género humano, capaz de los peor y, en poco casos, de lo mejor. Como los vascos, vaya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a la sangre...., es genética, son lo genes. Repito, ni mejor ni peor (me temo que la importancia en cuanto a su octanaje no se la estoy atribuyendo yo....). Le remito al artículo que dejé en mi 1er comentario como Anónimo del Muy interesante....

      ETA no existe..., son lo reyes magos...Han ido por libre aún contando con apoyo social y político si no es por acción, si por omisión..., pero nada tiene que ver eso con el tema...., aunque no ha tardado en aparecer para enfangar el tema... Insisto, hablo de urnas y de dónde brota esa pulsión social de los vascos. ETA ni piensa por mí ni me dirige con una vara de madera.

      Eliminar
    2. Nicolasa de Achicallende19 de junio de 2016, 22:36

      ¿Y quién ha insinuado que usted esté dirigido ni pensado por ETA? ¿No le digo que creo todo lo contrario, respecto a usted? Hay que ver, la poca capacidad de entender lo que tiene delante de las narices... y venir aquí a enfangar las cosas diciendo que yo enfango por citar la realidad etarra. Y lo de "que han ido por libre" no se lo cree ni usted. Sin el apoyo social y político que ha tenido (y sigue teniendo, para vergüenza social, de un gobierno que subvenciona a familiares de asesinos y no suelta un puto euro para ayudar a las víctimas), que hasta usted reconoce, para a continuación afirmar, contadictoriamente, que "no tiene que ver con el tema", ETA habría sido algo residual, que no habría tenido nada que ver con lo vasco si los vascos como usted se hubiesen afanado en pararle los pies a la bestia y gritado alto y claro que "en mi nombre, no".

      Paa afirmación peregrina, la suya, lo de que la sangre es genética. Toma, claro... y el color del pelo, y la producción de óvulos y esperma, y las uñas... ¿Vamos a basarnos en una combinación molecular aleatoria para ensalzar razas y supuestos dones para reinvindicaciones políticas? Es algo tan serio como si los pelirrojos adujesen su genética para tener unos derechos especiales. ¡Derecho a decidir a los pelirrojos, lo que les pete! Tener una nación, una justicia específica, una educación basada en su singularidad... lo que sea.
      Por dislates que no quede, como el de darle importancia científica a na revista comercial y vulgarizadora, como si fuese "Nature", que nada más lejos.
      Realmente resulta muy cansado todo esto. Pongo punto final aquí.

      Eliminar
    3. "Y que conste que creo (sin pruebas por ahora, pero lo creo) que Patxenko ni es partidario ni minusvalora a ETA". ¿?¡¡¡¡¡ No rectifica, erre que erre. Que pinta ETA conmigo en todo esto¿?. No sólo cuenta alguna de sus "azañas" sin venir a cuento, sino que siembra la duda de si apoyo o no a ETA ¿en base a que oiga? ¿Siembra la duda y aún cree que no me señala? Eso no es ético....(gracias por concederme el beneficio de la duda al menos...).

      Pero vamos a probar a lo Nicolasa de Achicallende ya que parecer ser el procedimiento....: conste que creo (sin pruebas por ahora, pero lo creo) que Nicolasa de Achicallende aún teniendo un ramalazo autoritario, ese ímpetu kamikaze y lo inflexible en su postura, -rectificar... pa que´¡¡¡¡, eso está demodé- que ni es partidaria ni minusvalora el franquismo....por ahora oiga, por ahora.

      ¿Qué tal?, yo al menos no me siento mejor..., lo siento, no me va andar insinuando tales cosas sin venir a cuento...(Nacionalistas españoles si que les llamo, pero ni comparación oiga....).

      Realidad etarra en todo esto¿? Hablamos de urnas, referéndums y de voto, y yo he hablado de genes y demás, ETA la ha invitado ud.

      Yo no entenderé lo que tengo delante de mis narices, pero cuando alguien va buscando las vueltas y así, entre zancadilla y zancadilla, como que no se debate, se corrige simplemente, es que existe falta de voluntad por una parte..., un clásico, esto no es serio:

      Veamos, "Nuestra sangre no es mejor ni peor, -hasta aquí coge ud, pero es que sigue...- diferente sí, como la de los chinos o árabes, ni mejor ni peor, otra pieza del puzzle genético, sin más." Remarco PUZZLE GENÉTICO (precedido con un artículo de apoyo en 1er comentario acerca de los genes, que doña Nicolasa ya le ha puesto la X de no válido....por supuesto, ahí queda eso....a la ciencia tururú, vamos bien).
      Tachán¡¡, con toda la frase cambia el contexto de la misma..., si hacemos trampas para arrimar el ascua o la cebolleta...., pues cebolletazo. Ni raza ni gaitas...., eso está en su imaginación, sólo expongo una característica de nuestros orígenes genéticos (ajenos a todos ¿y? nada fuera de la norma claro, pero vuelvo a lo mismo, ni españoles ni vascos, obviar eso no sería justo....) y a otros ya conocidos como la lengua, costumbres etc. Ud trata de trivializar el tema girando todo sobre los genes, y ese razonamiento se lo saca ud de la manga, evidentemente hay más "chicha" para semejante bocata... Simplemente que es parte del ADN de esta tierra, donde nace todo, eso contará para algo no¿?. No trate de hacernos el lio.
      Ud no se ha podido cansar si ni siquiera a hecho el esfuerzo de asimilar lo que escribo... ¿que trama ud?.

      Eliminar
    4. En el último párrafo hay un error: ..."ni españoles ni franceses (quería decir), obviar eso no sería justo....".

      Eliminar
    5. Nicolasa de Achicallende20 de junio de 2016, 13:14

      Verdaderamente Sísifo tendría aquí un problema.
      ¿Qué tramo? Nada. Quien está metido en tramas es usted, que quiere que los demás traguemos con sus postulados y emplea la táctica de la insinuación insidiosa (esos tanques y otros "argumentos"…) hacia quienes no estamos de acuerdo, reservándose todas las virtudes para usted y los suyos, ese "Gu ta gutarrak" tan despectivo, a la postre, con un buen número de conciudadanos suyos a quienes usted quiere ver como forasteros.
      Mi alusión a ETA por supuesto que viene a cuento (y le he salvado a usted preventivamente de ningún tipo de simpatías o connivencia) para contar las cosas referentes a ese "Pueblo" con el que usted se identifica tanto y en cuyo nombre la banda asesina ha actuado
      Así que yo tengo "ramalazos autoritarios", "ímpetus kamikazes", "posturas inflexibles"... usted, por el contrario, está al abrigo de esas "virtudes", faltaría más. El ánimo de concordia, la actitud cuáquera, la flexibilidad taoísta, son las suyas. Lo más divertido ha sido lo de «rectificar... pa que´¡¡¡¡, eso está demodé». Usted es un ejemplo diáfano de ello, naturalmente. En sus intervenciones están las pruebas de todas sus “rectificaciones”.
      ¿Por qué su confesado nacionalismo vasco es el bueno y el supuesto nacionalismo español mío es el malo? Eso es un discurso sectario, en el que usted, por supuesto, no cree estar incurriendo. “Discurso” elaborado a base de «tantos tontos tópicos» (le recomiendo que se lea el libro con ese título del profesor Aurelio Arteta, aunque intuyo que en la nómina de esa perversión —el nacionalismo español— también estará incluido el notable profesos navarro)
      Paso por alto su alusión al franquismo, esa sí que metida con calzador, por la identificación (perversa y manejada con tanta alegría por nacionalistas vascos como Iñaki Anasagasti o Xabier Arzallus) de lo español con la dictadura de ese general bajito. Somos legión los españoles en detestar lo que ese señor supuso para España de atraso y mediocridad para una sociedad... incluida la vasca.
      Reputados científicos vascos tienen de la revista "Muy Interesante" una opinión que me parece mucho más fundamentada que la suya. Es a la ciencia lo que el Reader's Digest a la literatura. "M.I." sólo es una revista de divulgación que muchas veces vulgariza, no una revista científica en la que se publican estudios para su posible refutación o confirmación por otros investigadores.
      Al paleoantropólogo vasco Juan Luis Arsuaga, en una conferencia suya a la que asistí, se le preguntó precisamente de dónde procedían los vascos. Su respuesta no satisfizo nada al preguntante, que se quedó de morros, porque esperaba otra cosa, evidentemente: «de África, como todo el mundo».
      "Esta tierra" no tiene ADN alguno, hombredediós, no diga usted disparates. Y el Genoma Humano, ya descifrado prueba la inexistencia de esas separaciones raciales que usted sostiene por muchas características superficiales que algunos genotipos nos imponen, repito, en la superficie, como rasgos faciales, pigmentaciones de piel, características del cabello y no mucho más etc. Por dentro, todos somos de una mismidad apabullante, por mucho que no les convenga a quienes basan en las razas todo tipo de maximalismos carentes de la menor verosimilitud.
      El profesor Belosti ha tenido la paciencia y bondad de probarle, argumentalmente, lo alejadas que están sus afirmaciones de la verdad y la razón. Pero no estamos ante un caso sociológico o científico, sino de religión, de fe. Y nada hay más estéril que los debates sobre la fe. Todos los contendientes juegan a ver quien desenfunda la Biblia más rápido y hacen las mismas citas para sostener posturas antagónicas, haciendo buena la afirmación de Sartre: «el infierno son los otros».
      Me despido ya, definitivamente. Tenga usted la última palabra si lo desea, que le juro que no le replicaré nada. Bastante he abusado de la amabilidad de nuestro anfitrión como para contribuir a convertirle su estimado blog en un patio de Monipodio.

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Me agota ud doña Nicolasa...., pero no me rindo, tal vez sea la "follonera" del blog, no sé, es un misterio (también puede haber confusión con otros comentarios publicados como Anónimo, algunos de ellos borrados -de hecho ni llegué a leerlos, el patrón manda...-, los míos como Anónimo serían el 1ro y el 3ro, el resto serían ya como Patxenko y son por los que respondo....).

      Los tanques si que los mento, ya que Don Belosticalle los pasea a través de la constitución en su entrada (como si por aparecer en la constitución dejase de ser una burrada...), GU Ta Gutarrak nada tiene que ver conmigo...(tal vez sea por lo que menciono antes).

      ETA es historia de Euskadi cierto, historia negra además..., pero nada tiene que ver la voluntad popular de un pueblo a fin de celebrar un referendum democrático, entremezclar esos dos temas es distorsionar la realidad de manera interesada.

      Lo del franquismo...., me da hasta reparo tener que explicarlo...., ud hace una suposición insidiosa con su "(sin pruebas por ahora, pero lo creo) que Patxenko ni es partidario ni minusvalora a ETA" que ni se molesta en rectificar, repito, pa qué¡¡¡¡...insinuando y sembrando gratuitamente una duda sin ningún fundamento previo -la sola suposición ofende- y le he puesto a modo de ejemplo la mala fe que encerraba esa frase con otro comentario y su metodología mediante, cambiando ETA por el franquismo....Pero ni así oiga, agua....Lo he intentado....

      El artículo de Muy Int. ni siquiera es de ellos..., pero no sé si ud se molesta en leer nada, interpretará cuatro lineas a su gusto y luego lo va adecuando a su modo, en el caso de que la revista M.I fuera una "patata" de escasa credibilidad según ud, no tendría un pase su argumento ya que el artículo de M.I está extraído de otra publicación, sale en el mismo artículo "En un estudio publicado en la revista American Journal of Human Genetics...". Pero nada, ud a lo suyo. Hace dudar a cualquiera.

      Arsuaga dio su versión, valida también por supuesto, mientras también yo le traigo información de un estudio científico (no hecho por nacionalistas periféricos....).

      Pufff, evidentemente la tierra no tiene ADN, es una forma de hablar, si en cambio los 1ros vascos que habitaron y se instalaron en ella..., es en sentido figurado...., darle forma al origen del pueblo vasco con una metáfora...pufffff, muy cansado estoy.

      Sí, todos pertenecemos a la especie humana...., y yo no hago ninguna distinción racial ni baso nada en la raza ni la sangre, -distorsiona que no vea- (se lo digo en el comentario anterior lo de la raza y tal, pero ud insiste....), eso me lo atribuye porque le apetece y porque no lee un carajo de los comentarios, un porqueyolovalgo en toda regla, pero luego se lanza a la piscina de cabeza y pim pam pum en todas direcciones....Hablo del gen vasco (apoyado con un artículo) y que es distinto a todos, no me hace especial ni mejor..., - y por última vez espero- pero tampoco español ni francés que es en medio de donde hemos caído...., es un hecho comprobado científicamente. Acéptelo. Las segundas lecturas las hace ud a su libre albedrío a partir de sus fobias.

      * (dudo se resista a responder...., queda mucho por distorsionar y mezclar...).

      Eliminar
  8. Lo expuesto tan racionalmente por el último Anónimo es la prueba irrefutable de la veracidad del dicho atribuido a Albert Einstein:
    «Yo sólo creo en dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. De la primera tengo mis dudas»

    ResponderEliminar
  9. Nicolasa de Achicallende19 de junio de 2016, 13:25

    La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero:

    Simbiosis

    Naturalmente, a Juaristi desde el nacionalismo vasco se le niega el pan, la sal y la txistorra. Ese no es un vasco, es un español sobrevenido, un traidor...

    Los datos, incluso respaldados desde varias fuentes, no importan un ardite. Son mucho mejor las opiniones, cabalmente emitidas desde la ciudadela inexpugnable del poblado irreductible que le planta cara a César, gracias a la poción mágica de los "argumentos" ad hominem, el desprecio de la disidencia, el ninguneo de toda razón que no valga para el convento, y la conciencia de singularidad elevada.

    A un extraterrestre le costaría encontrar a Wally entre el ganado humano del planeta. Pero a un vasco-vasco, seguro que a la primera ojeada.

    ResponderEliminar
  10. Nicolasa de Achicallende19 de junio de 2016, 14:09

    «España no está muy habituada a arreglar las cosas de manera democrática»

    Pudiera ser... pero obvias que en tu amada Euskalherria (que por cierto es donde yo vivo, pago mis impuestos y contribuyo al bien común, incluso al tuyo) las cosas no han tenido "arreglos" muy democráticos, que digamos. «La mili con los Milis», rezaban unas pintadas que yo vi en su día. Así que insinuar cosas como llamadas al ejército, la cabra y otras lindezas no creo que tengan mucha consistencia (desde luego, atribuírselas a Belosti es signo de comprensión lectora ciertamente deficiente), cuando no dices ni mú de NADA de lo que he puesto al respecto.
    Buscas la diferencia y no la concordancia, que te aseguro es amplia y abundante, pero basada en la historia, en los hechos, no en los mitos o en los sentimientos, por muy respetables que estos sean, que también los hay nada respetables por lo que han traído de dolor y envilecimiento social.
    ¿De dónde tiro yo del refranero hombredediós?
    No tires tú de los mantras al uso, que por ese método no llegarás al Nirvana, ni al de Buda ni al de Sabino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me censuran los comentarios. Todo muy democrático, ¿verdad, Nicolasa?

      Eliminar
    2. Por supuesto que se le censuran sus ‘comentarios’, como usted los llama.
      Esto no es un fórum democrático a su servicio. Es un blog personal, que cuesta mucho trabajo y cuidado mantener, a donde concurren personas con un nivel de cultura. Es como el salón de mi casa.

      En mi intervención de ayer (18:47) puede ver, si le interesa, unas indicaciones al respecto. Empezando por el anonimato. Aunque más bien pienso que no le soy de utilidad, y se lo digo para que no pierda aquí su tiempo.

      Eliminar
  11. ¿Velay?

    ¡Vemequí disfrutando del texto!

    He visto en Flickr que tienen 7K fotos y 42 seguidores. Pocos me parecen para un movimiento que se pretende de ese calado.

    Respecto a los 100.000 luises, digo yo que habrá responsables de esa dación y de ese gasto. Si el dinero de muchos que las pasan canutas va a ir a sufragar la tontucia interesada de unos pocos, mejor cerrar el kiosko.

    Muchas gracias, don Belosti. Es sumamente clarificador lo que expone. Indica adónde se puede mirar y cómo y de paso aparta un poco el follaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Amigo Albatros, cuánto bueno!
      En seguida le contesto, que tengo otro spam.
      (Qué tarde dominguera, santo cielo…)

      Eliminar
    2. Soy con usted.

      Lo de los 'luises' lo puede ver en el enlace. El gobierno de Bildu en la Diputación de Guipúzcoa, para la aprobación de presupuestos de 2014, tuvo atasco, que se disolvió mediante pacto Bildu-PNV, bajo condición de pagar la Foral un paquete de “medidas anticrisis”.
      Una de esas anticrisis fue subvencionar la cadena humana promovida por GED. Pero como al parecer esta plataforma bildutarra no tenía los papeles en regla, o algo así, y no podía percibir el dinero, la maniobra fue dárselo a un asociación cultural HHKE (Asociación Cultural ‘Toma-Palabra’), para que ésta la transfiriese al verdadero destinatario, GED. Lo cual estudiado por la Abogacía del Estado, y recurrido en forma, el Juzgado anuló la subvención con obligación de devolverla.

      Ya vé qué sencillo: Rocambole incorrupto, o la vuelta del humo. Y no se diga que no fue anticrisis, si contribuyó a resolver la crisis del Gobierno Foral a cuenta de sus presupuestos. Ingenioso, a que sí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Albatros, Albricias.
    Su mirada siempre es interesante. Y cuando se plasma en fotos, que usted comparte, más.

    ResponderEliminar
  13. En su anterior comentario no. En el más reciente, la alusión al los tanques ya invalida toda pretensión de actuar con respeto. Y todos sus comentarios son una prueba de fuerza de que al usted sí que le vienen grandes las ideas ajenas, divergentes, diferentes. Las liquida como si usted hubiese tenido algún Pentecostés, en lugar de limitarse al aceptar criterios que son muy discutibles. Pero claro, usted habla, sin que nadie le haya autorizado al ello, en nombre de ese Pueblo Rousseauniano, sacrosanto e inatacable. Yo, que no conozco a ese señor, me limito al pronunciarme sobre una sociedad que sí conozco y a la que pertenezco con tanto derecho como usted.

    ResponderEliminar
  14. Doña Nicolasa Achicallende
    ¡ Gusto leerla, por fin ! ¡ Se hace desear ! Y no sólo aquí, que conste.

    ResponderEliminar
  15. Don Belosti, Doña Nicolasa, mis respetos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maese Lemuel, menos mal que han sido 30 urnitas de nada. Si llega a ser una consulta en toda regla, trágame, tierra.

      En pura democracia, no se puede discrepar de ninguna consulta: ¿a que se pilla? A mí me suena a paradoja como las de Zenón.
      Esto es como el argumento ontológico de San Anselmo, que no te deja ser ateo ni como hipótesis de trabajo.

      Eliminar
  16. Me ha llegado al alma el comentario del "anónimo" visitante proclamando que "la red nos pertenece a todos".
    ¡Quién iba a decir que fuera capaz de defender algo así de abierto y universal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, eso ha dicho el Anónimo; y quede constancia, porque voy a retirar su comentario, ofensivo para los visitantes amigos de este blog.

      La Red sí, es de todos y para todos. EITB ya es otra cosa, aunque entre todos la pagamos (incluso la publicidad).

      Eliminar
  17. "Y no se olvide de que la red nos pertenece a todos"
    "De gente tanto o más culta que usted están llenas las páginas de los periódicos por ladrones, corruptos y estafadores".
    "El matonismo ilustrado"
    Pongo estas citas para simplificar la labor del curioso que se quiera enterar de sólidos argumentos identitarios.
    D. Belosti, esta forma de argumentar empieza a preocupar. Paciencia.
    No se puede argumentar con el que responde siempre con otra cosa. Contra las creencias no hay razonamientos. Y le argumentaran que ud. aboga para que las cabras tomen el poder, si les viene al caso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Don Bruno.
      Conozco el precepto de no dar alpiste al trol, pero también me gusta dejar constancia de barbaridades que se enuncian como axiomas.
      Una solución práctica es la suya: listar esos enunciados entre comillas. Y se lo agradezco, porque esa labor no no puede hacerla el propio censor.

      Eliminar
  18. Sr. Anónimo a mí no me llama nadie. He tenido curiosidad por conocer sus argumentos. Pero si ud. confunde la red con un blog no empezamos bien.
    Y, la verdad, parece que da igual valor a la palabra discutir, como simple manifestarse en contra, que a razonar. Piense que al Sr. Belosti le debe de haber costado un esfuerzo razonar sobre todo eso y luego escribirlo sin ensuciarlo. Ud. debería, si quiere rebatirlo, poner sobre la mesa conocimientos y razones. Y escribirlas inteligiblemente. No quiero pensar que ud. no los tiene y por eso despotrica de los ilustrados. No me atrevo a tanto. Espero con ansiedad.

    ResponderEliminar
  19. Tengo una sugerencia para usted, Querido Profesor :
    ¿ Podría usted señalar en rojo, durante unas horas, los pasajes peligrosos, maleducados, ofensivos para los demás, etc, para que se vieran resaltados, que los autores metepatas se dieran bien cuenta, y pudieran ellos mismos modificar o quitar esas partes de sus posts ? . Y suprimir los comentarios en cuestión si quien los hubiera perpetrado no los adecentaba en un tiempo prudencial ? ¿ Y prohibir la entrada en su casa a quienes no hubieran aceptado sus correcciones ?
    No sé si eso se puede hacen en Blogger.
    Yo tengo suerte ; su blog me aparece en portada del Safari, con los más frecuentados por mí , y entro por si hubiera novedades, varias veces al día, con lo que es raro que me pierda algo, pero así y todo, con mi cada vez peor memoria, al cabo de un tiempo, me he olvidado de todo, aunque hubiera sido yo misma la metepatas. Si estuvieran en rojo las partes o los comentarios a suprimir, una los podría imprimir, antes de suprimirlos o modificarlos, para recordar lo que no debe hacer.

    Es que , sé que dentro de un par de días, las cosas que decía su "moscardón", ya no las recordaré más que por las citas de sus otros visitantes. Y, para alguien que solía tener una memoris fotográfica de elefante, es algo bastante frustrante.
    Ya siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no..., creo que no, en esta sección ‘Comentarios’. Al menos, mis escasas habilidades en la materia no me permiten eso, ni ninguna otra manipulación de los comentarios. Blogger sólo me da la opción de ocultarlos o destruirlos. Bien mirado, lo prefiero así: responsabilidades, las menos.

      Una solución, apuntada y aplicada ayer, es tomar citas del comentario, entrecomillarlas y publicarlas con su procedencia.

      Otra cosa sería hacer lo que usted dice, no en la sección ‘Comentarios’, sino a pie de página. Ahí sí que se puede subrayar y demás. Pero de nuevo digo, ¿vale la pena? Estamos hablando no de comentarios, sino de exabruptos, insultos y banalidades de mal gusto, que mejor están en la basura y no merecen ser recordadas.

      Eliminar
    2. Tiene usted razón. No merece la pena.
      En cualquier caso
      ¡ Gracias por recibirme y contestarme !

      Eliminar
  20. Parece que ha calado el llamado derecho a decidir. Es de una apariencia muy inocente. ¿Quién no tiene derecho a decidir si se toma café o vino? Pero eso de elegir a bote pronto la nación soberana en la que uno quiere vivir no es una cosa tan simple. No está al alcance de las mentes binarias y planas conocer todas las implicaciones de esa decisión.
    Hace falta mucha divulgación para que ese asunto cale en toda su amplitud en los que han entrado en la trampa para elefantes del derecho decidir. Derecho que niegan en cuanto se han salido con la suya. ¡Menuda paradoja!.

    ResponderEliminar
  21. Tranquilo, Don Bruno. No me refería a usted. Ya quisiera yo poder poner sobre la mesa mis argumentos, pero el dueño del blog me lo impide. El pobre no admite discrepancia alguna. Solo busca que le aplaudan y le rían las gracias. A mí me da pena, en serio. De todos modos, puede que en el breve espacio de tiempo que transcurra entre la publicación de estas líneas y el tijeretazo del señor Belosti llegue a leer lo que, una vez más, considero la madre del cordero. Es decir:
    "Ahora bien, dado caso de que el Gobierno se inhibiese manifiestamente ante una intentona separatista, o peor aún, colaborase con ella, algún mecanismo habrá para que tal misión de las Fuerzas Armadas se cumpla, sin que nadie pueda hablar de golpismo, todo lo contrario".
    Lo dicho, es lamentable tener que enfrentarse de esta guisa a la censura, en pleno siglo XXI, pero, ¡qué le vamos a hacer, Don Bruno! (Como ya le he dicho anteriormente, a mí me da mucha pena)

    ResponderEliminar
  22. Don Anónimo, leo ahora su comentario. Ya veo que le da pena lo que pone la actual Constitución. Las cosas son así. Léasela. O se la repasa. Como si los padres de la misma lo hubieran previsto y el conjunto de los españoles refrendado.
    Ya sé que a los secesionistas esas cosas no les gustan. En este caso D. Belosti no inventa nada. Y repase un poco la historia de las condiciones en las que las fronteras se mueven y los muertos por daños colaterales. No es un asunto baladí correr una frontera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Bruno, sé de sobra lo que dice la sacrosanta constitución. Y sé de sobra que cuando se votó aquí en Euskal Herria la gente se fue a la playa. Por cierto, creo que, en proporción, acudió menos gente a votar la constitución que al referéndum de la plataforma civil Gure Esku Dago, y ese dato tampoco es baladí. También sé que la constitución se gestó bajo el ruido de sables, de aquella manera, y dejando todo atado y bien atado. Después de 40 años, ¿por qué les da tanto miedo cambiarla? ¡Pero si ya lo hicieron con el artículo 135 y sin consultar al pueblo! Mire, Don Bruno, una aplastante mayoría de vascos está a favor de poder votar para decidir nuestro futuro. Yo, además, quiero la independencia. ¿Por qué? Pues porque creo que viviré mejor. Es así de simple y democrático. Ni muertos ni daños colaterales. DEMOCRACIA, darle la voz al pueblo. Y no me venga ahora con la charlotada de que el pueblo es todo el estado español, que por esa regla de tres, toda la Unión Europea debería decidir sobre el Brexit. No se lo tome a la tremenda, Don Bruno, yo, sin ir más lejos, seguiría visitando a mis familiares extremeños todos los veranos, y los vascos con apartamento en Conil seguirían tostándose en las playas gaditanas. Además, España se convertiría en un país mucho más democrático de lo que es ahora. Pero por favor, ¡no me saquen a relucir los tanques! ¡Por favor!, que ya somos mayorcitos.

      Eliminar
    2. Pues, mire usted Don Anónimo:
      Usted quiere la independencia de Vascongadas, porque piensa que viviría mejor. Pero nos niega el derecho a seguir siendo vascos a tantos y tantos vascos españoles que estamos repartidos por el resto de España. ( A los descendientes de vascos que viven en América, en Australia, en Nueva Zelanda, en cambio, no les niegan ese derecho ).

      Si eso es Democrático, yo soy china.

      Eliminar
  23. Señores, amigos, por diversas ocupaciones he tenido que poner una pausa en los comentarios, que por otra parte han cubierto largamente su cometido.

    Sr. Patxenko, quiero agradecerle el detalle de haber accedido a mi ruego de identificarse, así como por sus correctas intervenciones, y por su visita. Ya ve, un espacio de debate como éste no puede resolver ciertas diferencias, pero al menos no cierre el paso a una relación cortés y hasta un (virtual) apretón de manos. No creo haber retirado ninguna intervención suya. Si echa de menos alguna, ha sido por accidente, sin intención mía, en el ruido que ha estado introduciendo el pertinaz Anónimo.

    (sigo...)

    ResponderEliminar
  24. ¿Ciertas diferencias?...Es ud un cínico¡¡¡¡ Es broma. Estamos en las antípodas Don Belosticalle me temo, al igual que con la mayoría de sus parroquianos, pero no quita que esta para ser la primera vez que comento (alguna otra tournée ya realicé por sus dominios a través del blog de Santiago González -que también tienen mucho "aprecio" a los nacionalismos periféricos por cierto...-, aunque sin comentario alguno, visita en plan "voyeur") no tengo queja ni razones para ello en cuanto a su hospitalidad se refiere, celebro y comparto el apretón de manos, bienvenido sea.

    - No me ha eliminado ninguna intervención, eso, teniendo en cuenta que algunas veces me paso de frenada...(con 2das lecturas creo iba encogiendo según lo leía....ejem), me puede la pasión, en fin..., supongo todos plasmamos algo de nuestra forma de ser aparte de nuestros pensamientos en lo que escribimos. Va con la especie, la raza humana y la sangre de cada uno.... (esto último es un guiño a Doña Nicolasa, que espero capte la ironía, -si es que llega a leerlo- dicho con cariño, de verdad....).

    Un saludo y buen día a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capto, D. Patxenko, capto... (y ya ve que cumplí lo prometido líneas más arriba, aunque usted fuese escéptico al respecto. Me provocan alergia las discusiones al estilo de las narradas por Umberto Eco en la abadía de "El nombre de la rosa"). Y aprecio la ironía como pocas cosas en la vida, buen condimento para sazonar la existencia. No así el sarcasmo, claro, que es a la ironía lo que la risa sardónica a la sonrisa.

      Eliminar
    2. Estimado Sr. Patxenko, D. Vicente Torres me ha expresado su deseo de retirar todas sus intervenciones a la presente entrada; lo cual, automáticamente, elimina las de usted relacionadas, y sólo esas.

      Este automatismo del ‘blogger’ tiene su lógica y espero que lo comprenda y me disculpe: quedaría medio diálogo descolgado. El resto sigue igual. Un saludo.

      Eliminar
  25. El Anónimo ha sido censurado porque es un trol: alguien que parasita una bitácora ajena, utilizando la posibilidad de intervenir para hacerse con el control de ella. Y aunque su desprecio a mi persona y sus bufonadas me tienen sin cuidado, no estará de más poner en evidencia su vaciedad o su mala fe, aquí ayer tarde, a las 17:58. Dice el Anónimo:

    «Don Bruno, sé de sobra lo que dice la sacrosanta constitución. Y sé de sobra que cuando se votó aquí en Euskal Herria la gente se fue a la playa

    El referéndum de la Constitución de 1978 se celebró el 6 de diciembre. Día canicular y playero si los hubo, hasta para los vitorianos.

    «Por cierto, creo que, en proporción, acudió menos gente a votar la constitución que al referéndum de la plataforma civil Gure Esku Dago, y ese dato tampoco es baladí.

    El Anónimo cree mal, o mejor dicho, no cree o no sabe lo que dice. Aquí los datos (% participación; votos afirmativos; votos negativos):

    Álava------: 59,3 % --- 73.409 --- 19.726
    Guipúzcoa--: 43,4 % --- 139.777 --- 65.429
    Vizcaya--- : 42,5 % --- 266.019 --- 78.036
    Navarra----: 66,6 % --- 182.000 --- 40.804
    España-----: 67,11% --- 15.7 mill. -- 1.4 mill.
    Barcelona--: 67,6 % --- 2.1 mill. --- 0,11 mill.

    Incluso Vizcaya superó en más de 12 puntos la participación de la muy sesgada consulta de GED. Navarra se acercó a la general de España, aunque no tanto como Barcelona, que prácticamente la igualó, con índice de aprobación altísimo: un 91 % de síes, igual que Tarragona y un poco menos que Lérida con 91,34% (en España la proporción de síes fue del 88 %).

    «También que la constitución se gestó bajo el ruido de sables, de aquella manera, y dejando todo atado y bien atado.»

    Del ruido de sables yo no sé tanto como Anónimo. Del de las bombas y pistolas de ETA, en cambio, sí se sabe más, en aquel año negro de 1978: 69 víctimas mortales (sesenta y nueve). De ellas, 14 en noviembre y 13 en diciembre. Tres de ellas (policías), la víspera misma del referéndum. Para Anónimo, ‘ruido de sables’.
    Muchos analistas entienden que la tensión creada por ETA fue aprovechada por el nacionalismo vasco para sacar ciertas ventajas en el texto constitucional. Total, para luego promover la abstención o el voto negativo. Abstención y voto negativo que luego capitalizarían como suyo, cuando fueron muchos los ciudadanos vascos y no vascos que dijeron ‘no’ por distintas razones, entre ellas la desigualdad entre comunidades autónomas.

    «Y no me venga ahora con la charlotada de que el pueblo es todo el estado español, que por esa regla de tres, toda la Unión Europea debería decidir sobre el Brexit

    Sin comentario.

    «Yo, sin ir más lejos, seguiría visitando a mis familiares extremeños todos los veranos»
    Se refiere a una eventual independencia del País Vasco. Sin comentario.

    «¡No me saquen a relucir los tanques! ¡Por favor!, que ya somos mayorcitos.»

    ¡Qué perra con los tanques! Se ve que X. Arzalluz hizo escuela de papagayos con su ‘ruido de sables’, ‘nos sacan los tanques’ y ‘la Brunete mediática’ (aunque ésta la reclama también I. Anasagasti). En cambio lo del ‘árbol y las nueces’ hizo menos escuela. (“¿Tanques?” –diría un jefe de Estado Mayor– “Pero estos tipos, ¿por quién se toman? Teléfono y gracias”).
    Nadie desea y pocos contemplan que el constitucional art. 8, sobre integridad territorial, tenga que aplicarse nunca entre españoles. Digo, nadie en su sano juicio; donde no incluyo al Anónimo y a los que piensan como él. Ellos sí que disfrutan como párvulos con su imaginario desfile de tanques por la Diagonal o la Gran Vía.

    ResponderEliminar
  26. Estimado señor Belosti,
    admirado profesor,
    querido amigo, (al que tengo un poco abandonado)

    entro brevemente para felicitarle una vez más,
    dedicarle todo mi respeto,
    y mostrar mi indignación por la presencia, que sé inevitable, de energúmenos buscando provocar.
    Cualquiera que desee opinar en contra, incluso con vehemencia, será respetado por usted y en su caso rebatido. Me apena muchísimo que en un sitio, donde no hay más que razonamientos y datos, pululen personajes sin domesticar que emponzoñan todo debate.
    Su incondicional amigo Eltumba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien venido, amigo Jorge.
      Varias veces llevamos quedando en quedar, y al final no hemos quedado. A ver si quedamos menos y, de una vez, quedamos. Por favor, un día de estos escríbame.

      Eliminar