viernes, 20 de febrero de 2009


Ayer este espacio tuvo el honor de recibir una primera tarjeta de visita. Firmada por MONSIEUR DE SANS-FOY, que es como tocar joroba.

Al agradecer su cortesía, puede ser el momento de dar alguna explicación sobre este espacio… ¡Y dale con este espacio! Este blog, quería decir; porque si se dijo bloc, igual se dice blog, que además rima con Gog y con Magog. O también con aquel "Og, rey de Basán", "el último vástago de la estirpe de los gigantes, cuya 'cama' (sarcófago) de hierro está en Rabbat-Amón (Amán), 9 codos de largo por 4 de ancho, ¡en codos normales!" (Deuteronomio, 3: 11).

Blog o lo que sea, este espacio surge como aliviadero, para no invadir la Argos de Santiago González con intervenciones largas o extemporáneas. Ventaja añadida: facilitarme acceso a otros blogs.

Dicho así, no suena prometedor. En efecto, nada se promete. Bastante liado anda uno como para mimar blog propio, y viruelas ya no.

Además, me gusta la Argos. La verdad, siempre me he visto allí más como pasajero o turista que como marino. Más enrrollado que enrolado. Ahora puedo hacer un poco de chiplichandle, si alguien recuerda lo que era eso.

Un saludo a toda la tripulación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada